[2017/08/03 – Pucusana a Lima] Día 6, llegamos a Lima. Sin ningún tipo de accidentes o fallas mecánicas terminó este recorrido que se inició el sábado en Nasca. Un cerco policial que impedía el acceso a la Plaza de Armas de Lima, a la vez alteró el cumplimiento de un segundo objetivo personal: encontrarla a Sandra Zárate. Este era un ideal romántico que denominé ‘causa limeña’: pedalear 543 kilómetros hasta Lima para cumplir una cita a la hora y en el lugar acordados, era una meta personal de recorrer un camino largo impulsado por la meta misma, por la causa, y de cumplir una cita sin importar el recorrido o el medio elegidos para llegar a ella. Para cumplirla elegí mi bicicleta y en el último tramo me propuse una contrareloj personal de 5 horas pedaleando, no debía demorarme más porque no quería llegar tarde. Sandra eligió volar desde México con escala en Colombia y también cumplió, ambos cumplimos porque una cita es una cita y es una muestra de respeto, responsabilidad y compromiso, pero el cerco policial alteró las condiciones y el entorno del encuentro. Esto demuestra que somos vectores en red y que lo personal no es suficiente cuando se es parte de múltiples entornos. Finalmente, cuatro horas después y en un lugar diferente a 13 kilómetros de distancia, nos pudimos encontrar.

Aunque culminó el trayecto no terminan los escritos ni las evidencias; en la maleta de viaje aún tengo unos cuantos ‘bonus track’: un par de historias sin contar, la presentación de la imagen de Pedaltothink y una explicación conciensuda de por qué hago esto. Son algunas glosas sobre lo simbólico, lo visual, lo identitario y algunas particularidades del contexto que estuvo a mi alcance y que quiero compartir.

Hace 556 kilómetros y 12 bocadillos veleños no sabía mucho de Perú. Aun no sé mucho de nada pero sé un poco más de algunas cosas, sé lo que descubrí del entorno y de mí mismo. Sé que nuevamente debo dar gracias por lo que aprendí y por los soportes que lo permitieron. Gracias Maribel, Angie y Oscar por sus anotaciones y consejos de viaje, gracias Gabriel y Astrid por los veleños, gracias Mauro y Espe por sus oraciones. Gracias Michelle porque le diste identidad a Pedaltothink. Gracias totales por leerme. Nos volveremos a ver.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s